CLAVES RELACIONALES

CUIDADO Y CONFIANZA

COMPROMISO

COMUNICACIÓN

COMPERSIÓN

RESPETO

corazón pintado

Cada persona define el respeto de una manera subjetiva, lo materializa en diferentes actos concretos y es responsable de identificar y comunicar sus límites para que puedan ser respetados por las demás, pero amar no nos otorga ningún derecho especial sobre otras personas. Por eso, al margen de las relaciones en las que alguien esté implicado, sigue siendo dueña de sus propios deseos y decisiones, gusten estas o no a los demás. Esto no ocurre en las relaciones monógamas normativas, que a menudo rozan la posesividad.

RESPETO

Grupo de apoyo

Para que las relaciones tengan un carácter sano, es preciso que exista confianza entre las personas implicadas: puesto que cada persona es libre de hacer lo que desea, es de esperar que si alguien permanece en una relación es porque así lo decide en cada momento. Confiar en que nuestros amores desean cuidarnos y favorecer el desarrollo de las relaciones que compartimos, permite crear un ambiente lo suficientemente relajado como para disfrutarnos las unas a las otras sin necesidad de normas que delimiten la libertad de acción de cada cual.

CUIDADO Y CONFIANZA

Discusión de grupo

Para que las relaciones afectivas sean éticas, una comunicación honesta y clara resulta crucial: mientras la información que resulte importante y condicionante para una relación no sea compartida, el consenso con la otra persona no es posible. Esto no significa renunciar a la intimidad, es decir la sinceridad no implica transparencia absoluta ni control sobre la privacidad de las demás personas. Por otra parte, la configuración de nuevos esquemas relacionales requiere la definición y la negociación de aspectos de las relaciones que en un entorno monógamo vienen dadas. Para que las relaciones sean satisfactorias, es importante que cada persona sea consciente y responsable de sus emociones, sentimientos y necesidades en cada momento, y que las sepa comunicar para que el resto de las persones implicadas elijan cómo pueden satisfacer esas necesidades.

COMUNICACIÓN

las manos juntas

En el ámbito de la sociedad monógama, se suele entender por compromiso la aceptación de la norma que impone exclusividad: comprometerse en una relación significa aceptar que la persona desarrollará sus aspectos románticos y sexuales exclusivamente dentro de esa relación, renunciando a cualquier otra. El hecho de que la exclusividad desaparezca, no implica que en las relaciones no normativas no exista compromiso. La renuncia a un único marco predefinido, permite que las personas implicadas en cada relación puedan negociar y consensuar los compromisos que desean adquirir, como cuidar de la otra persona, a buscar en cada momento la solución que más se acople a los deseos de todas, responsabilizarse y comunicar los sentimientos y las necesidades propias, definir lo más claramente posible los límites propios y a respetar los de las otras personas, afrontar los conflictos de la manera más asertiva posible, …

COMPROMISO

pareja feliz

La compersión se define como la satisfacción empática que genera la felicidad de otra persona. En nuestro contexto, se refiere a los sentimientos positivos que se experimentan ante la felicidad que disfruta un ser amado a través de una relación sexual o afectiva que comparte con una tercera persona (o terceras personas). Se ha utilizado a veces como un antónimo de los celos. Parte de la vivencia de que la aparición de nuevas relaciones en la vida de nuestros amores, puede enriquecer y alimentar nuestra vida indirectamente. La posesividad, la poca solidez de la relación, el miedo a la pérdida, las inseguridades propias, los sentimientos de inferioridad o abandono y los celos dificultan la compersión.

COMPERSIÓN

 
 
 
 
 

Tenemos página en Facebook, canal de Telegram e Instagram. ¡Síguenos!

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now